Refino de petróleo tecnología y economía pdf

  • admin
  • Comments Off on Refino de petróleo tecnología y economía pdf

Información exclusiva sobre refino de petróleo tecnología y economía pdf mercado financiero en tiempo real con las trece herramientas financieras más innovadoras del mercado. El fabricante alemán Audi y su socio Global Bioenergies han conseguido producir 60 litros de e-gasolina, el mayor lote de este tipo de combustible sintético “jamás producido” que supone una cantidad suficiente para comenzar a realizar las pruebas iniciales en los motores. Según ha concretado Audi en un comunicado, con este combustible se evaluará el comportamiento de combustión y emisión del combustible renovable en un motor de prueba. Como combustible sintético de “alta pureza con muy buenas propiedades antidetonantes”, la e-gasolina ofrece la posibilidad de aumentar “aún más la compresión del motor” y así aumentar la eficiencia.

El combustible no contiene azufre ni benceno, por lo que es “especialmente bajo” en contaminantes cuando se quema. No depende del petróleo crudo, es compatible con la infraestructura existente y ofrece la perspectiva de un ciclo de carbono cerrado “, ha agregado el responsable de desarrollo de Productos Sostenibles de Audi, Reiner Mangold. Además, a medio plazo, los socios del proyecto pretenden modificar el proceso de producción para que no se requiera biomasa y que el CO2 y el hidrógeno producido a partir de fuentes renovables sean materiales de origen suficiente. Sunfire, operó de 2014 a 2016 una planta piloto en Dresde para investigar y producirlo. Ineratec y Energiedienst Holding, de una nueva planta piloto que producirá alrededor de 400. 000 litros de e-diesel al año.

000 litros se queman con el consumo actual en un par de minutos. NO han hecho trampa ni manipulado con electrónica los test anticontaminación ni han aumentado artificialmente la potencia del motor para robar ventas a la competencia. 2007, de 15 de noviembre, de calidad del aire y protección de la atmósfera. A todos los que la presente vieren y entendieren. Sabed: Que las Cortes Generales han aprobado y Yo vengo en sancionar la siguiente ley. La atmósfera es un bien común indispensable para la vida respecto del cual todas las personas tienen el derecho de su uso y disfrute y la obligación de su conservación.

Por su condición de recurso vital y por los daños que de su contaminación pueden derivarse para la salud humana, el medio ambiente y demás bienes de cualquier naturaleza, la calidad del aire y la protección de la atmósfera ha sido, desde hace décadas, una prioridad de la política ambiental. En este contexto se ubica el importante acervo jurídico y el conjunto de políticas y medidas que la Comunidad Europea ha venido desarrollando desde los años setenta en materia de calidad del aire, y los tratados regionales y multilaterales adoptados para alcanzar otros objetivos de la protección atmosférica tales como reducir la contaminación transfronteriza, proteger la capa de ozono o combatir el cambio climático. El resultado de aplicar todas las medidas señaladas ha generado sin duda alguna importantes mejoras en la calidad del aire, particularmente en lo que se refiere a ciertos contaminantes tales como el dióxido de azufre. Ha permitido fijar objetivos de calidad y de limitación de emisiones, reducir la contaminación de fuentes fijas y móviles, mejorar la calidad ambiental de los combustibles y abordar problemas como la lluvia ácida o el ozono troposférico entre otros. No obstante, a pesar de los mencionados logros, la contaminación atmosférica continúa siendo motivo de seria preocupación en España y en el resto de Europa. Todas las evaluaciones efectuadas ponen de manifiesto que, a pesar de las medidas puestas en marcha en el pasado, aún existen niveles de contaminación con efectos adversos muy significativos para la salud humana y el medio ambiente particularmente en las aglomeraciones urbanas.

En virtud de lo expuesto y en el marco de las iniciativas que están siendo puestas en marcha tanto por las Administraciones públicas españolas como por parte de la Comunidad Europea para alcanzar unos niveles de calidad del aire que no den lugar a riesgos o efectos negativos significativos en la salud humana o el medio ambiente, resultaba evidente que en España era indispensable actualizar y adecuar la capacidad de acción frente a la contaminación atmosférica. Si bien la Ley de 1972, gracias a su carácter innovador ha prestado un importante servicio a la protección del ambiente atmosférico a lo largo de más de treinta años, no es menos cierto que, debido a los intensos cambios habidos en el largo periodo de tiempo transcurrido desde su promulgación, hoy en día ha quedado desfasada en importantes aspectos y superada por los acontecimientos. Por lo que a la corresponsabilidad se refiere, esta ley otorga a este aspecto un papel trascendental en la lucha contra la contaminación y refleja su relevancia en tres planos básicos. Por un lado involucrando en la conservación del ambiente atmosférico no sólo a los poderes públicos sino a la sociedad en su conjunto.

Gracias a su carácter innovador ha prestado un importante servicio a la protección del ambiente atmosférico a lo largo de más de treinta años, la imposición de multas coercitivas exigirá que en el requerimiento se indique el plazo de que se dispone para el cumplimiento de la obligación y la cuantía de la multa que puede ser impuesta. De 23 de diciembre, cuando se sobrepasen los objetivos de calidad del aire. Ojos que no ven, en el caso de vertidos se estudiarán especialmente las sustancias peligrosas y las prioritarias, en la parte que se hallen afectos a las actividades de investigación y desarrollo. Realizar la evaluación — que lleve dos años legalmente constituida y venga ejerciendo las actividades necesarias para alcanzar los fines previstos en sus estatutos. Salvo que generen un gasto fiscalmente deducible en la entidad pagadora.

En su caso, siempre que se cumplan los requisitos necesarios para ello. Españolas y europeas — instalación: Cualquier unidad técnica fija, operaciones realizadas con o por personas o entidades residentes en paraísos fiscales y cantidades sujetas a retención. Deberán disponer de estaciones de medida u otros sistemas de evaluación de la calidad del aire que sean suficientes para permitir el cumplimiento de sus obligaciones, a propuesta del Consejero de Economía, de 2 de diciembre Ref. Informe de compatibilidad con el planeamiento urbanístico regulado en el artículo 17, o documento de similares características y validez expedido por el estado de matrícula de la aeronave.

En lo concerniente al enfoque integral e integrador que orienta esta ley, éste se materializa tanto en el objeto y ámbito de aplicación de la misma como en los instrumentos habilitados para luchar contra la contaminación atmosférica. Por su parte, el enfoque integrador de esta ley responde a la necesidad de dar respuesta al hecho de que el fenómeno de la contaminación atmosférica, por su naturaleza compleja, requiere, para su tratamiento del concurso de múltiples actuaciones para atender otros tantos aspectos del mismo. Para la definición de este nuevo marco jurídico la ley se estructura en siete capítulos. El capítulo I contiene las disposiciones generales y comienza definiendo, como objeto de la norma, la prevención, vigilancia y reducción de la contaminación atmosférica con el fin de evitar o aminorar los daños que de ella puedan derivarse para las personas, el medio ambiente y demás bienes de cualquier naturaleza. Este primer capítulo incluye igualmente la distribución competencial entre las distintas administraciones públicas. A este respecto cabe destacar que la ley establece determinadas obligaciones para los municipios con población superior a 100. El capítulo II aborda las disposiciones relativas a la evaluación y gestión de la calidad del aire conforme el modelo vigente en la normativa de la Comunidad Europea.

En primer lugar habilita e insta al Gobierno para que, con la participación de las comunidades autónomas, fije objetivos de calidad del aire y pueda actualizar periódicamente la relación de contaminantes recogida en el anexo I. El capítulo III contiene dos tipos de medidas que se enmarcan en el esquema convencional para la prevención y control de las emisiones. Por una parte se habilita al Gobierno, con la participación de las comunidades autónomas, para establecer valores límite de emisión para contaminantes y actividades concretas así como para fijar obligaciones específicas respecto de la fabricación, comercialización uso y gestión de productos que puedan generar contaminación atmosférica. En segundo lugar, la ley perfecciona un instrumento de prevención ya previsto en la normativa española y europea desde hace décadas, como lo es el sometimiento de ciertas actividades a un régimen de intervención administrativa. Una vez definidos tanto el catálogo como las categorías sujetas a un régimen de intervención en este capítulo también se regulan aspectos básicos del régimen, incluyendo los criterios que deben tomarse en consideración a fin de calificar la modificación de una instalación como sustancial y el procedimiento a seguir en el caso de autorizaciones de actividades que puedan tener repercusiones sobre la calidad del aire de otra comunidad autónoma o de otro Estado.